Playa de Bolonia, entre Roma y el mar

Estos últimos días aparecen en los periódicos de nuestro país el informe realizado por Greenpeace sobre el devastador impacto que está teniendo en los últimos años el ladrillo en nuestras costas.  El dato habla por sí mismo, desde 1987 se ha comido el 23% del litoral de la península. Han confeccionado una lista de los municipios más afectados y otra con la costa más protegida en la actualidad, hablar de la primera nos llevaría a un debate político-económico ante el que poco podemos hacer. Por eso en este post voy a hablaros de la segunda lista, más concretamente de uno de los últimos reductos que nos quedan en el litoral andaluz. Hoy hablaremos de Bolonia.

image3

Algo escondida, topamos con el desvío a Bologna, un poco antes de alcanzar Tarifa, si venimos por la autovía desde Cádiz. De camino, por la serpenteante carretera, nos encontramos con vacas, burros o caballos que pastan a sus anchas a escasos metros, el entorno rural te atrapa con su sensación de libertad. La civilización ya ha quedado atrás, con todo su estrés y su parafernalia, la playa la divisamos en unos minutos, hemos llegado a Bolonia.

image13

En Bolonia puedes hacer de todo. Puedes practicar snorkel, windsurf, senderismo, nudismo, hacer visitas culturales, contemplar su sistema dunar móvil, y por supuesto subirlo en busca de la mejor vista…en fin, no hay nada que la mano del hombre pueda mejorar.

Los pulpos y la variada vida marina pueden divisarse sin necesidad de alejarse demasiado, el viento que necesitas para tu tabla de wind no se hará esperar para desespero de otros. Tienes cuatro kilómetros de playa por recorrer, si estás en forma puedes acceder a bañarte en las “piscinas naturales” creadas por la erosión de las rocas, y si eres amante de la práctica del nudismo, vete a la parte más sur de la playa. Como verás tiene para todos los gustos.

image32

Por si fuera poco, Bolonia tiene algo que se me antoja difícil de encontrar en algún otro lugar, el yacimiento arqueológico de Baelo Claudia, ciudad romana fundada en el s.II a. C. , que ya disfrutaron del Atún de la zona y que fue importante por su industria del salazón. La visita merece la pena. Una curiosidad, en este municipio romano, se inventó el Garum, una salsa de pescado considerada afrodisíaca, y que consumían las clases altas de entonces, contribuyendo a incentivar su vida sexual.

En definitiva, vale que no podamos hacer mucho ante lo que ya está dañado pero si podemos poner nuestro granito de arena para salvar lo que no debe ser tocado.

Si queremos seguir saboreando la libertad de un paraje virgen como el que hemos visto hoy, contribuyamos a cuidarlo, porque si cuentan que a los romanos los echaron un terremoto y hordas de piratas, quizás fue un aviso de la playa de que no quería ser habitada, quien sabe. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s