Mérida, noche de teatro

???????????????????????????????

En estos días en los que el sol empieza a hacer estragos sobre nuestras cabezas, me es inevitable el recuerdo de la ciudad de Mérida y su fantástico Festival de Teatro Clásico, que se celebra cada año por estas fechas.

 Aquel año, llegamos a Mérida totalmente desconocedores de los tesoros que albergaba la ciudad. Es cierto que nos habían aconsejado alguna que otra vez que visitáramos la antigua ciudad romana, pero nuestro planteamiento para unas vacaciones estivales nos prohibía elegir Mérida como destino, a sabiendas de las temperaturas que en esa época se alcanzan por esos lares.

Y para darle un revés al refranero español, el destino nos jugó una “buena” pasada, y decir buena se me antoja algo corto. Pues, camino de otro destino, del que ya os hablaré en otro post, decidimos parar un par de días en Mérida a ver que tal, y nunca imaginamos que nos conquistaría en la forma en la que lo hizo.

Pasamos el día caminando y disfrutando de esta magnífica ciudad monumental, la Morería y la Alcazaba, el Columbario y la casa de Mitreo, el arco de Trajano, el acueducto de San Lázaro, el Anfiteatro, y mención especial, para el Teatro, por lo que vivimos allí. Y muchísimo más que no nos dio tiempo a descubrir y que dejó una puerta abierta para una segunda vez.

 Como colofón a nuestra breve( pero intensa) estancia en la ciudad, coincidimos con la celebración anual del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. La obra que tuvimos el placer de disfrutar fue Anfitrión. Las entradas que pillamos, las más económicas, nos proporcionaron un asiento directamente sobre los antiguos escalones del teatro, unos escalones en los que, justo esa misma mañana habíamos estado imaginando un grupo de romanos que disfrutaban con las obras de sus contemperáneos, una sensación bastante emocionante.

???????????????????????????????

Llegamos temprano para poder sentir el atardecer en este bello lugar y sentirnos aún más en la escena, como si nos encontrásemos hace 2.ooo años. Simplemente en el marco tan especial en el que se celebra ya te embriaga con la magia del teatro. Por último, la obra y los actores acompañaron a la perfección tan especial escenario, y lo cierto es que el goce fue rotundo.

                                                                                                                                                      por José Gómez Lucas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s