Un café en Gante

image144

Nunca entenderé por qué la mayoría de españoles que ya habían estado en Gante, nos recomendaron que no gastáramos más de medio día en ver la ciudad. Es cierto que puedes aprovechar el mismo billete Bruselas-Brujas para apearte a mitad de camino, “ver” Gante en un par de horas y volver a subirte al tren destino Brujas con el mismo billete. Sí, es cierto,pero sinceramente Gante da para mucho más. Y menos mal (por esta vez) que volvimos a hacer caso omiso de los consejos (algún día ésto me jugará una mala pasada)

 Tengo que decir que cuando conocimos la ciudad de las tres torres hacía un frío que pelaba. Quizás, para poneros en situación baste con deciros que a un gaditano eso de estar oscilando entre los 3 y los 7 grados bajo cero, como que no es, precisamente, encontrarse en su hábitat natural.

 image83

Nada más salir de la estación de tren de Gante te topas con una plaza atestada de bicicletas aparcadas, en esta ocasión cubiertas totalmente de nieve, como toda la ciudad, ésto nos supuso un plus por la magia que le daba a todo el entorno.

Uno de los atractivos de la visita, era la búsqueda de los auténticos waffles, cafés y chocolate de la Bélgica flamenca. Evidentemente el frío ayudó a acelerar dicha búsqueda. Y es que una vez que uno ha subido al Belfort (torre campanario) de la ciudad y ha plasmado con fotos tiradas con la rapidez necesaria como para evitar que se le hielen los pies y la cara a una altura considerable, un chocolate caliente se me antoja más que apetecible.

 Dicen que los ganteses se sienten orgullosos de su ciudad. Y no le faltan razones. Poseen el centro peatonal más grande de Bélgica, lo que permite al turista admirar sus edificios y buscar los puntos de interés con mayor facilidad que en otros lugares, sin duda alguna observar hacía dónde se dirigen los lugareños para sus placeres diarios te pueden dar las claves en tu búsqueda del auténtico café belga.

 Tras un amplio reconocimiento, nosotros nos decidimos por un lugar llamado Mokabon café, en la calle Donkersteeg, muy cerquita de la Iglesia de San Nicolás, fácil de encontrar. El olor a café es lo primero que se me evoca cuando lo recuerdo, pues venden varios tipos de mezclas de café en la entrada. Ésto, junto con el mobiliario antiguo te dice que quizás éste sea el lugar que estabas buscando. Lo cierto es que lógicamente sólo íbamos a merendar una vez ese día, y uno quiere acertar, aunque no siempre sea así. Esta vez sí lo fue.

  El local estaba lleno( supongo que siempre lo estará) era entre semana y en Enero, quizás había algún turista más pero a mi me pareció que la mayoría de clientes eran ganteses. Nos sentaron en la única mesa que había justo al fondo del café, era una mesa grande, como para cuatro, así que no tardaron en sentar a una pareja de autóctonos con nosotros, pronto nos dimos cuenta que la mayoría de las mesas eran compartidas por distintos clientes que mantenían animadas tertulias, aunque la verdad es que no entendía mucho, lo que si puedo decir es que el ambiente era genial.

 image150

Vamos al menú, pedimos café y chocolate caliente, y dos waffles, uno de chocolate, el otro de un variado de frutas. La mujer que nos atendió nos aconsejó y hay que decir ,que a juzgar por el resultado, acertó.

El antes y el después demuestra que salimos más que satisfechos de la experiencia.

image151

Si vas a Gante ya sabes, no gastes solo medio día, y observa a los ganteses, ellos te guiarán hacía los lugares más auténticos de la ciudad. Gante tiene mucho que ofrecer, no te lo pierdas.

Anuncios

3 comentarios sobre “Un café en Gante

  1. Totalmente de acuerdo. Visité Bélgica con mi mujer hace 3 años y pasé 2 días de relax en Gante (en primavera, que ayuda), antes de ir a Brujas, la que todo el mundo recomienda y que, aunque preciosa, me pareció masificada lo que le quita bastante encanto a unas vacaciones tranquilas.
    Gante es un sitio precioso, con muy buen ambiente tanto de turistas como universitario.

    1. Antes nada agradecerte que seas el primero en dejar su comentario en el blog, nos hace mucha ilusión. Y decirte que tienes razón, Brujas aunque es una ciudad increíble está demasiado saturada, para buscar un poco de tranquilidad sin perder encanto, Gante es perfecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s